lunes, 4 de julio de 2011

The Sussex Vampire, por Warren Ellis

Renovador del género superheroico con obras como The Authority o Planetary, responsable de franquicias míticas como X-Men, y autor de historias independientes del género de la ciencia ficción, como Ocean, o el género negro, como Little Crooked Vein, Warren Ellis es muy probablemente uno de los guionistas más personales, heterogéneos e inclasificables del cómic americano actual. Entre su inmensa obra, que cubre prácticamente todos los géneros, y en la que encontramos colaboraciones con grandes editoriales y sellos pequeños, podemos encontrar una auténtica joya oculta en la que Ellis se atreve a adaptar a Arthur Conan Doyle, dando lugar a un muy personal relato de misterio con un toque de terror, más una pizca de ese elemento grotesco que tanto gusta al guionista: hablamos de The Sussex Vampire, publicado en 1996 por Caliber.




En este breve one-shot, Ellis adapta uno de los relatos más inquietantes de todo el canon holmesiano, en el que el detective de Baker Street tiene alguna relación, si bien muy superficialmente, con el mundo sobrenatural, representado por la posibilidad de la existencia de un auténtico vampiro. Seguramente, el guionista irreverente por excelencia no podía encontrar mejor acomodo que este relato, que le permite poner sobre la mesa todo su repertorio de guiños a lo grotesco. La editorial es Caliber, responsable también de la reedición de los pastiches de Martin Powell, si bien por desgracia este one-shot no ha tenido ningún tipo de continuidad, como hubiera sido muy deseable.



La historia es bien conocida: un caballero inglés casado en segundas nupcias contrata los servicios de Holmes después de haber sorprendido a su esposa mordiendo el cuello y chupando la sangre del hijo de ambos, apenas un bebé. Tras tirar del hilo, Holmes descubrirá que no solo la mujer es inocente, sino que ha salvado la vida del pequeño, víctima de los celos de su hermanastro. El perro de la familia, por cierto, vuelve a ser clave para la resolución del misterio.





Con esta historia inicial, Ellis construye una trama correcta, que sigue paso por paso los elementos del relato original sin caer nunca en el dramatismo, a lo cual contribuye muy especialmente el dibujo de Craig Gilmore: el dibujante presenta a un buen puñado de personajes grotescos, casi enfermizos, así como todo un mundo con un aire de psicodelia, en el que destaca un Baker Street más inquietante que nunca.




Como no podía ser de otra forma, el irreverente Ellis no podía evitar dejar su sello sobre la historia, algo que encontramos en la concluisón del relato, cuando Holmes recomienda que la mejor solución para el niño homicida es pasar una temporada en alta mar, donde disfrutará de ciertos castigos que endurecerán su personalidad...





RON, SODOMÍA Y LÁTIGO, un guiño a aquellos que conocemos la obra de Ellis, y que por tanto no sorprende en absoluto. En conclusión, este Vampiro de Sussex de Warren Ellis es una buena muestra de lo que se puede llegar a hacer hoy en día no solo con el personaje sino con la obra original, adaptando un relato canónico en un estilo moderno y atractivo. Lástima que Caliber no contara con el suficiente apoyo para continuar el proyecto y todo quedara en un simple one-shot, pero como mínimo contamos con esta peculiar y muy personal propuesta de uno de los mejores guionistas del panorama del cómic actual.


FICHA-

TÍTULO: Sherlock Holmes in The Sussex Vampire

EDICIÓN ORIGINAL: 1996

EDITORIAL: Caliber Comics

GUIÓN: Warren Ellis, adaptando un relato original de Arthur Conan Doyle

DIBUJO: Craig Gilmore

EDICIÓN ESPAÑOLA: No hay

2 comentarios: